¡Porque la música nos hace invencibles!


Había escuchado a Señor Mostaza lo suficiente para conocer la calidad de sus composiciones, así que cuando vi el anuncio de su concierto pianacústico en la Sala Radiolab, no me lo pensé dos veces. Luis Prado, la voz cantante, es querido, respetado y admirado por sus compañeros de profesión. No sólo lidera la formación mostacera, sino que sus teclas han acompañado a bandas como M-Clan o al mismísimo Miguel Ríos. La cosa pintaba bien, no había duda; pero si antes de llegar me hubiesen contado la sensación con la que abandonaría la Radiolab, sinceramente, no me lo hubiese creído.

1383121_656766504399089_7719581438554090824_n

En la noche almeriense, los de Valencia no estuvieron solos. El concierto comenzaba con la actuación de Cables Cruzados, grupazo local del que hemos hablado en más de una ocasión por estos lares. Con una afluencia de público menor de la que pudiera esperarse teniendo en cuenta el nivel del asunto –los aficionados a la música en esta ciudad nos desesperamos al ver, una y otra vez, a bandas geniales tocando en salas casi vacías-, la actuación de los almerienses arrancaba con Qué fue de la revolución. Tras alabar el buen hacer de sus compañeros de cartel (de los que son seguidores declarados), proseguían desgranando los temas de su trabajo Nubes y fábulas. El single Fotofobia, Dentro del espejo, Gafas de rock, Guía Michelín y una de mis favoritas, la frenética Mejor sin ti, calentaban el ambiente y daban lugar a un comienzo inmejorable de la noche de sábado.

El plato fuerte llegaba con la aparición de Luis Prado y Paco Tamarit sobre las tablas. Por mucho que lo intente, creo que lo de Prado no tiene descripción posible. El teclado se antoja una prolongación más de su cuerpo; el ritmo vertiginoso de sus dedos sobre las blancas y negras es un auténtico placer para los ojos y los oídos. Él solo se basta y se sobra para llenar el escenario, pero si además se acompaña de un músico excepcional como Tamarit ofreciéndonos guitarra acústica, xilófono y melódica, el resultado no puede ser más que espectacular. No puedo imaginarme lo que debe ser tener delante a la banda al completo, con Alejandro Climent ‘Boli’ al bajo y Edu Olmedo a la batería –ambos de sobra conocidos para mí, por formar parte de la gira Delantera Mítica de Quique González-.

Señor Mostaza dieron un recital en el que se incluyeron tanto temas propios Bipolaridad, Ojalá pudieras ser (la de la frase estelar ‘Cuando sonríes me suena a música celestial el hilo musical del Mercadona’), Hora de dejarlo atrás, Un momento eterno (según Prado, inspirada en un tenso encuentro con Ana Rosa Quintana en un ascensor), Regresos inesperados o Todo me recuerda a ti, entre otros- como versiones que hicieron venirse arriba al personal: nos trajeron el famoso I’m Gonna Live Forever de Fama, a los Beatles con Here Comes the Sun, a los Stones con Dead Flowers y hasta una de mis favoritas del señor Bowie, Starman, con ese maravilloso y canturreable estribillo. El sensual momento You Can’t Leave Your Hat On de Randy Newman (BSO de Nueve semanas y media) con ‘subtítulos’, que viene a resultar en Paco haciendo la traducción simultánea al español de cada verso de la canción, se convirtió en uno de los momentos más desternillantes de la noche. Pero sin duda, de ésos no faltaron: Luis no tiene nada que envidiarle al mejor de los monologuistas de este país, y podría afiliarse con facilidad a la Radiolab para acompañar a Pepe Céspedes y Paco Calavera.

Os lo aseguro: ha sido uno de los conciertos en los que más he disfrutado de todos a los que he asistido últimamente. Músicos excepcionales, creatividad sin límites y grandes dosis de humor lo hicieron factible. Y además, con la entrada a un precio irrisorio. Así que no quiero terminar sin decir que, si eres almeriense y te gusta la música, te animes a estar atento a la programación musical y a asistir a las salas. Porque no quiero ir a más conciertos espectaculares con 40 personas entre el público. Hace falta respuesta social, y desde este humilde blog haré lo que esté a mi alcance para conseguirlo. Es una ciudad pequeña, pero con una oferta musical bastante buena y unas pocas salas que trabajan en pro de la cultura. Anoche lo vivimos con Señor Mostaza y Cables Cruzados. Pero no hay que olvidar que sin el esfuerzo de salas como Radiolab, Madchester Club, La Cueva o La Caverna esta crónica no sería posible.

Anuncios

Comentarios en: "Dando en la tecla con Señor Mostaza y Cables Cruzados (Sala Radiolab, 17/05/14)" (1)

  1. […] conciertos en Granada y Cartagena de Quique González, de Leiva en Murcia, Xoel López en Madrid, Señor Mostaza en Almería o en el Record Store Day ’14 organizado por Discos Caverna. Entrevistamos a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: