¡Porque la música nos hace invencibles!


Hombres G no fue un grupo de mi época, pero ya me gustaría que lo hubiese sido. Con 14 ó 15 años me sabía todas sus canciones y quería ser una de esas chicas cocodrilo que iban dando mordiscos por ahí. Me encantaba ver los videoclips de los ’80 con fans enloquecidas, canciones con letras cómicas y un David Summers que arrebataba todas las miradas a base de chulería.

Su gira 30 años llegaba anoche a Almería, y no se puede faltar a una cita como ésa. ¿Por qué nos gustarán más las canciones de siempre que las nuevas, por grandes que sean éstas últimas? Siempre he pensando que tiene algo que ver con que las asociamos con buenos momentos vividos en otras épocas, ésos que guardamos con cariño en la memoria. Sea como sea, estaba claro que en el Palacio de los Juegos Mediterráneos iban a sonar un buen puñado de clásicos, de ésos que siempre dejan con buen sabor de boca.

DSCF7827

A las 22:30, con puntualidad británica, la voz inconfundible de David Summers nos daba la bienvenida con Será esta noche. Con una buena afluencia de público y un amplio rango de edades, arrancaba uno de los temas lanzados este 2014, Por una vez. “Es un placer volver a Almería, siempre que venimos lo pasamos de puta madre ¡y esta noche no va a ser una excepción!. Las palabras del cantante levantaban al público almeriense que enloquecía ante el comienzo de El ataque de las chicas cocodrilo, ese himno fan coreado desde hace la friolera de veintiocho años. No te escaparás, Me siento bien y la clásica balada Si no te tengo a ti fueron las siguientes en el repertorio.

Un par de palabras tuvo su final coreado por los asistentes, a los que el madrileño cedió su voz por unos versos en la mayoría de los temas. “Ésta es una canción de las más antiguas que hemos hecho en nuestra vida, llevábamos veintitantos años sin tocarla y últimamente la estamos tocando otra vez“… y la que escribe esta crónica se quedó con cara de tonta al escuchar los acordes de la buenísima (y viejísima) Dejad que las niñas se acerquen a mí. El sonido, muy limpio durante todo el concierto, da fe de los buenos músicos que se encuentran sobre el escenario. Dos imanes, Te vi -que definen como una canción muy especial entre las últimas que han escrito- y Rita caían ante los ojos de un público entusiasmado. Durante toda la noche hubo una importante presencia de las baladas, como la que vino a continuación, Los dos hemos caído. Tras la emoción de un medio tiempo como Lo noto, ese cantante que en contra de la norma toca el bajo y no la guitarra, nos hace un anuncio no sin cierto retintín: “Vamos a cantar una preciosísima canción de amor que llevamos cantando cada noche durante los últimos 27 años“… no podía ser otra que Te quiero.

En ese punto de la velada hacen aparición los clásicos, los que todo el mundo espera escuchar, sucediéndose uno tras otro. Indiana -siempre he pensado que la letra de esta canción es para hacerle un monumento-, Nassau, Suéltate el pelo y Visite nuestro bar, que se dice pronto. Y como broche final, un auditorio recitando a viva voz la historia del marcapasos que se salió del pecho de Marta. A David se le fue la letra de toda una estrofa, pero poco nos importó, porque ya estábamos nosotros allí para cantarla. Había ganas de más, pero los cuatro madrileños se despedían después de hora y media de directo.

Tras los gritos de “otra, otra”, llegaba el nuevo single, Esperando un milagro, seguida por Huellas en la bajamar y ¿Qué soy yo para ti?. Me sorprendió la elección de estos temas para cerrar el concierto por la lentitud de sus ritmos, pero la tranquilidad iba a durar poco. Sonaba Temblando, momento imprescindible en todo directo del grupo, y entonces llegaba el plato fuerte y la consecuente locura colectiva: Venezia, con el comienzo del gran Javi Molina -normalmente tras la batería- y entre chupitos de tequila, y cómo no… la eterna Devuélveme a mi chica –y también eternamente conocida como Sufre mamón-. Voy a pasármelo bien cerraba la noche entre saltos, bailes y sonrisas.

Sólo os diré una cosa: pasen los años que pasen, si tenéis oportunidad, no faltéis a un concierto de Hombres G. Los viejos poprockeros nunca mueren y anoche David, Dani, Rafa y Javi nos demostraron que, treinta años después, están muy, pero que muy vivos.

Anuncios

Comentarios en: "Voy a pasármelo bien… con Hombres G (Almería, 28/08/14)" (2)

  1. Yolanda dijo:

    Estuve en el concierto y por lo que veo muy cerca de ti. Genial la crónica!! Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: