¡Porque la música nos hace invencibles!


Hace ya casi un mes del regreso de Alis a Almería, pero aquella noche de viernes, y en una excelente compañía, disfruté mucho de su Recopilación de excesos emocionales y no quería perder la oportunidad de compartir mis sensaciones. Ya lo hice el pasado viernes 14 de noviembre en mi columna publicada en el diario La Voz de Almería, así que creo que es una buena forma de relataros mi acercamiento tanto a su último trabajo como al directo del que fuimos testigos. Ahí va:


Los excesos emocionales de Pachi”

Pachi nunca llenará un estadio. Probablemente tampoco desborde los aforos de las salas más conocidas de este país. Sin embargo, sus fans están siempre ahí, a pie de escenario -donde han de estar los buenos fans-, ávidos por dejarse envolver por el estilo característico de un artista al que le sobran tablas y años de dedicación. Aún queda cerca 2013, año en que su tema Debajo del limón fue nominado a los Premios Goya en la categoría de Mejor Canción Original. Y claro, algo así no está al alcance de cualquiera.

Hace un par de meses, Alis, banda a la que Pachi pone voz y alma, resumía sus ocho años de trayectoria y cinco álbumes en un impecable trabajo cuyo título, Recopilación de excesos emocionales, no puede ser más acertado. Porque si algo queda claro al sumergirse en la música del jienense es que ésta se compone de una visceral amalgama de -valga la redundancia- emociones que consiguen contagiar al ánimo de quien la escucha. La cantidad de sentimientos en que se bañan sus canciones se magnifica en las voces de artistas como Iván Ferreiro, Zahara o Sean Frutos (Second), acompañantes que el compositor ha seleccionado para dar forma a su excedida colección y que visten a la perfección temas tan deliciosos como Material de disección o La fuente de Chi.

Por nuestra Almería, y más concretamente por el Madchester Club, llevaban sin dejarse caer desde 2013, presentando por entonces Cantos de ocasión; año y medio después -el 24 de octubre-, ante el mismo escenario, pudimos disfrutar de una actuación que fue in crescendo conforme avanzaban las manecillas del reloj. La banda local Fumangie fue la encargada de abrir la noche, desgranando su próximo EP Manual de buena fe en formato íntimo: bastaron guitarra y piano para dejar patente la calidad de su propuesta. Dónde estará la gente, nos preguntábamos algunos ante el escaso público congregado cuando Alis saltan al escenario con Quizá otro día. Nunca mejor dicho… No obstante, el disfrute de los presentes fue evidente ante la lírica impecable y la fuerza arraigada en temas como Los que no se arrepienten o Resérvame el mejor abrazo; los ánimos no decayeron ni siquiera tras el problema técnico sufrido por la banda, que obliga a paralizar el directo durante unos minutos. Es más, el percance sirvió como revulsivo en una noche en la que el pop sin artificios brilló con luz propia.

Pachi sabe cómo hacerlo. Ha encontrado la forma de tocarnos la fibra y hacer que afloren nuestros muchos excesos emocionales. Para eso está la música, ¿no?


En definitiva: disfrutamos mucho de su directo y esperamos que estos grandes músicos no tarden en volver por aquí. Para terminar, os dejo algunas fotos que retratan lo vivido. ¡Y que no nos falte la música!

Fumangie

Alis

Alis2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: