¡Porque la música nos hace invencibles!


1c

A las 23h del pasado 30 de mayo teníamos, en Madchester Club, una cita con uno de los grandes, con un maestro del rock en español: el señor Ariel Rot, que con cuarenta años de carrera a la espalda pisaba Almería en solitario, acompañándose exclusivamente de un piano y unas cuantas guitarras. No le veía en la ciudad desde 2008, cuando un reencuentro con su antigua y conocida banda, Tequila, puso en pie a todo un Auditorio Maestro Padilla; más recientemente, en septiembre de 2013, viajé hasta Murcia para disfrutar de Uno de los nuestros, gira en la que el argentino, Leiva y Loquillo aunaban fuerzas. No viví la época de Los Rodríguez, pero me encantaba el sonido de esa milonga rock y, a mis tiernos quince años, el disco en directo de Rot –En vivo mucho mejor (2001)- sonaba en casa una y otra vez. Como podréis imaginar tras toda esta historieta, ganas de reencontrarme con el músico no me faltaban.

Cerca de las doce de la noche, ante un abultado aforo, el bonaerense hacía aparición para interpretar Debajo del puente, incluida en su último trabajo, La huesuda (2013). La actuación se caracterizó por su ritmo slow, por la conversión de las canciones hacia una onda más sosegada; tras Lo siento, Frank, tema que da nombre a su cuarto álbum en solitario, el músico definiría su última andadura como “una forma de deformar y prostituir las canciones”, dicho lo cual se sucedían la genial Baile de ilusiones, que sonaba más tranquila que nunca, Felicidad Geishas en Madrid.

“Un día estaba en un garito, se me acercó un tío y me preguntó si podía ponerle música a unas letras; el tío en cuestión era Joaquín Sabina“. Con esta anécdota nacía la ranchera Viridiana, que vino a continuación. El sonido de voz y guitarra de Rot es francamente bueno, no así la actitud del público, que habla a gritos durante buena parte del espectáculo imprimiendo la nota negativa del encuentro e impidiendo disfrutar plenamente del artista. Los tipos duros no bailan Para escribir otro final son los últimos cortes antes de que Ariel cambie de bando y se siente al Roland. “Éste es un momento duro del show, es como estar detrás de un mostrador”, comenta entre risas. Llega entonces la fantástica Dos de corazones:

Uno de los momentos más especiales tiene lugar con La mirada del adiós, uno de mis temas favoritos de Los Rodríguez; posteriormente Una casa con tres balcones termina convirtiéndose en una versión tranquila de Salta, de Tequila. “Nunca te acuestes con una mujer que tenga más problemas que vos”: antes de interpretar Pólvora mojada, el argentino hacía su peculiar homenaje a un clásico del rock, las groupies. “Están sobrevaloradas, pero gracias a esas locas divinas compuse un montón de canciones”.

2c

De nuevo a la guitarra -acústica, en esta ocasión- reconoce que le fascinó lo que encontró allá por el año ’76 cuando llega a España “de un país en el que sólo por sonreír por la calle ya eras considerado sospechoso”. Bar soledad, Muñeca rota, Eche veinte centavos en la ranura y una Mucho mejor en clave de tango suponen la recta final de la actuación del músico. Para el bis, dos grandes joyas: Cenizas en el aire, del homónimo trabajo publicado en el año 2000, y cómo no, la famosa Milonga del marinero y el capitán, de Los Rodríguez, coreada y bailada por buena parte de los presentes.

Un Ariel tranquilo y relajado, alejado en esta ocasión de los grandes escenarios, y unas canciones reconstruidas, más suaves y menos bailables, nos dejaron con buen sabor de boca. No puede ser menos: estamos ante un experto en las artes del rock, y eso, en una clave o en otra, siempre se hace notar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: