¡Porque la música nos hace invencibles!


Yo soy de las que, sin haber cumplido tan siquiera los treinta, han disfrutado mucho del pop-rock español girando los discos de esa fabulosa banda conocida como Duncan Dhu. Tras su disolución, estuve bien atenta a la carrera en solitario de su voz cantante, Mikel Erentxun. La primera -y única- vez que había tenido la oportunidad de verle en directo fue allá por febrero de 2011 en la ya desaparecida Sala Caramelo -curioso lugar para encontrarse con el donostiarra, por otra parte-. Casi cinco años después, Mikel regresa a la capital de la mano del Otoño Cultural del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería y la empresa almeriense Kuver Producciones, en un formato denominado Palabra de Músico que ha sabido integrar, como un todo, palabras y canciones. El evento se inicia con una pequeña entrevista, sofá de por medio, y acaba con un acústico del artista en cuestión. Todo ello aderezado con un photocall ubicado a las puertas del Teatro Apolo (véase primera foto, con pose de servidora), diversos personajes amenizando la espera de un auditorio hasta la bandera, e incluso unos cuantos recitados de versos (véase segunda foto).

Mikel0

image

A las 21:40 daba comienzo la entrevista, guiada por el periodista almeriense y fan acérrimo de Duncan Dhu Norberto López. Corazones (2015), el nuevo álbum del artista, centró la primera parte de la charla. Se trata de un disco trágicamente personal, pues surge como resultado de los graves problemas cardíacos sufridos por Mikel en 2013, aspecto que ha dejado un reguero de corazones a lo largo y ancho de sus dieciséis canciones: todas y cada una de ellas incluyen en sus letras al susodicho músculo. El nuevo trabajo ha sido bien acogido por la crítica y cuenta con una nominación a los Grammy Latinos 2015 en la categoría de Mejor Álbum Pop/Rock.

Mikel1

El cantante, a lo largo de la media hora de entrevista, declaró que ha disfrutado tanto la experiencia compositora de Corazones que, a partir de ahora, le gustaría escribir todas las letras en sus composiciones. A finales de año saldrá a la venta su disco en directo y actualmente se encuentra inmerso en el trabajo que verá la luz en 2016, pero confesó que además le gustaría trabajar con otros músicos y que tiene pendientes colaboraciones con artistas como AmaralQuique González. También habló de un día a día basado en su familia, la música, el cine y el deporte, de los estudios de Arquitectura que cursó en su día e incluso reconoció que se considera un tipo coqueto. Aseguró que “la sombra de Duncan pesa, pero estoy orgulloso”, y declaró que la puerta a un encuentro con Diego Vasallo sigue abierta, pero desconoce cuándo se producirá. Mikel se mostró tranquilo y relajado -vino de la tierra en mano- ante un público atento y respetuoso.

Mikel2

Tras este acercamiento al lado más humano del artista daba comienzo la actuación, en la que únicamente se acompañó de un par de guitarras acústicas y una armónica. Junto a canciones presentes en Corazones como El corazón del dragón, la homónima Corazones, Dakota y yo u Ojos de miel danzaron joyas presentes en la amplia discografía del músico como Tu nombre en los labios, Vasos de Roma y Ginebra, Mañana, El mejor de mis días o una de mis favoritas, A un minuto de ti. “No hablo mucho y antes he hablado un montón. Las canciones y los discos deberían hablar por sí solos; no explicarlos, y que cada cual interprete lo que la canción está contando“. Gran verdad la del Señor Erentxun, por mucho que nos guste a los asiduos a los conciertos que los artistas cuelen sus chascarrillos entre corte y corte. Uno de ellos hizo referencia al Estadio de los Juegos Mediterráneos, casa de la U.D. Almería: “Algún día me explicaréis por qué tiene ese nombre. Con lo fácil que es llamarle Calderón, o Anoeta”. Las risas corrían entre las butacas.

Mikel3

La intimidad y cercanía del ambiente hizo las delicias del público durante la hora y media de directo. Los eternos seguidores de Duncan Dhu se llevaron tres regalos: Un punto más, A tu lado y Una calle de París -“odié esta canción durante mucho tiempo y ahora, de repente, me gusta“- sonaron entre los muros del Apolo. Tras un par de bises, El hombre que hay en mí ponía fin a una noche mágica, y un Mikel tremendamente agradecido abandonaba el escenario entre ruidosos aplausos. Los presentes, por nuestra parte, nos marchábamos con una maleta llena de melodías y palabras de ésas que llegan directas al corazón.

Mikel5

Setlist (09/10/15):

  1. Estampida
  2. Tu nombre en los labios
  3. Cuando no me tengo
  4. El corazón del dragón
  5. Vasos de Roma y Ginebra
  6. Dakota y yo
  7. Corazones
  8. Una calle de París (Duncan Dhu)
  9. Mañana
  10. El mejor de mis días
  11. Amara
  12. El cielo es del color de las hormigas
  13. Cartas de amor (cuando no hay amor)
  14. (Bis) Ojos de miel
  15. A un minuto de ti
  16. Si te vas
  17. Tardes de lluvia, mañanas de sol
  18. Un punto más (Duncan Dhu)
  19. (Bis) A tu lado (Duncan Dhu)
  20. El hombre que hay en mí
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: