¡Porque la música nos hace invencibles!


Como narré ampliamente aquí, admiro a Xoel López desde hace muchos años. Pocos consiguen lo que él: ser un soplo de aire fresco en el mundo de la música, impregnando sus canciones de nuevos y diferentes ritmos y convirtiendo los directos en una auténtica fiesta con un maestro de ceremonias tan humilde como cercano. Él es así. Cuenta anécdotas, pone en pie al personal, se muestra sin trampa ni cartón. Y en una profesión en la que a veces predomina la pose, lo que solemos denominar postureo, eso es, sin duda, de agradecer.

Tras demostrar que había vida después de Deluxe con Atlántico (2012), la aventura continúa con Paramales, un disco más sosegado -el mestizaje con Latinoamérica es más sutil-, quizá más difícil de asimilar, pero igualmente rico en melodías y letras, las cuales gozan de una calidad abrumadura. Su extensa gira de presentación ha incluido, afortunadamente, una ciudad cercana a la mía; mi reencuentro con el cantante tuvo lugar el pasado 21 de noviembre en el Nuevo Teatro Circo de Murcia, un escenario de gala para dar fe de las buenas artes del músico gallego.

Y es que hay que tener mucha clase para poner los pies sobre las tablas al ritmo del Here comes the sun de los Beatles. Una buena afluencia de público fue testigo del despliegue de una banda de ésas que quitan el hipo; junto a Xoel, músicos de la talla de Miguel Rivera (Maga), Iván González “Chapo” (M-Clan, Amaral), Charlie Bautista (Cristina Rosenvinge, Russian Red) o Andrés Litwin (Depedro) nos embelesarían durante más de dos horas con un sinfín de instrumentos, sonidos y melodías que no estamos muy acostumbramos a ver y escuchar en directo.

Xoel1

Patagonia -el tema favorito del disco, en palabras del artista- fue la encargada de abrir el espectáculo, de la misma forma que lo hace en Paramales. Xoel nos avisaría posteriormente de que no saldríamos del teatro sin haber escuchado todos y cada uno de los cortes que lo componen, y que dieron lugar a todo tipo de momentos: vivimos la paz de la preciosa Caracoles –ésta es la más lenta del disco, pero no por eso tenemos que dejarla fuera-, fuimos gallegos en los coros de A serea e o mariñeiro -“como un soño ela chegou”-, nos acercamos a los aires flamencos en La casa hace ruido cuando no estás -con la fantástica participación de la polifacética Lola García Garrido, artista, fotógrafa y también mujer del cantante- y disfrutamos de la fiesta, las palmas y el baile en Yo sólo quería que me llevaras a bailar. Incluso hubo hueco para la improvisación en el final de Yo vi un hombre desaparecer, “porque en esta vida siempre hay que dejar un huequito para la improvisación. No lo olvidéis”, decía el coruñés. Y qué razón tiene.

Xoel2

Atlántico nos dejó asimismo instantes mágicos, como el vivido con la interpretación de Buenos Aires, uno de los temas más emotivos del álbum e inspirado en su estancia al otro lado del charco: “esta canción es la más larga del mundo, pero empecé a sumar estrofas y me quedó así“. Más que destacable es siempre la puesta en escena de El asaltante de estaciones, que termina por convertirse casi en un jam session de diez minutos de duración. Y como es habitual, los fans del repertorio de Deluxe no se iban a ir con las manos vacías. “Ésta la escribí el 1 de enero, cuando ya estaba sobrio“; comenzaba así Reconstrucción, tema que conseguía poner en pie a todo el auditorio. También sonarían Historia Universal (el amor no es lo que piensas) y una maravillosa versión improvisada de Ver en la oscuridad -a mi juicio, uno de los mejores temas de Deluxe-, a petición de un asistente; “como ya dije antes, en esta vida siempre hay que improvisar“.

135 minutos de directo, 23 canciones y cientos de sonrisas entre el público. Éste ha sido mi tercer concierto de Xoel López y siempre salgo del recinto con la misma sensación: la de que ese hombre tiene la capacidad de curar los males. O por lo menos, de alejarlos por un rato, y creo que eso es lo máximo a lo que debe aspirar un artista: a hacer felices a sus fieles. Y él, sin duda, lo consigue.

Xoel3


 

Setlist (21/11/15):

  1. Patagonia
  2. Hombre de ninguna parte
  3. Laberinto
  4. Por el viejo barrio
  5. Almas del norte
  6. Caballero
  7. Buenos Aires
  8. Un año más
  9. Caracoles
  10. A serea e o mariñeiro
  11. Tierra
  12. Reconstrucción
  13. Yo vi un hombre desaparecer
  14. Sol de agua
  15. Historia universal (el amor no es lo que piensas)
  16. Antídoto
  17. El asaltante de estaciones
  18. Ningún nombre, ningún lugar
  19. Yo sólo quería que me llevaras a bailar
  20. (Bis) La casa hace ruido cuando no estás
  21. Ver en la oscuridad
  22. Todo lo que merezcas
  23. De piedras y arena mojada
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: