¡Porque la música nos hace invencibles!

Entradas etiquetadas como ‘Rolling Stones’

Concurso ‘Mugs and Books Fourth Edition’


Desde Serendipia nos invitan a participar en la cuarta edición de ‘Mugs and Books‘. Para ello, sólo hay que hacer una foto de nuestra combinación favorita de taza y libro, y la mía, como no podía ser de otra manera, consiste en un ‘tándem’ musical patrocinado por los Rolling Stones, repleto de historias de cuatro amos del rock, lenguas y mucho ‘Brown Sugar’.

RollingStones 2

¿Tendremos suerte? Esperemos que sí, que la sorpresa que nos tienen preparada seguro que es de lo más jugosa. Seguiremos informando 😉

El sueño de Leiva


En sólo unas horas, la hecatombe: los grandes, los magníficos Rolling Stones actuarán en el estadio Santiago Bernabéu ante 54.000 atentos e impacientes espectadores. Esto lo sabemos desde hace unos meses, el mismo tiempo que hace que sé que, muy a mi pesar, no estaré allí para verlo -mi agenda, los 550 km de distancia y el precio de las entradas no lo ponen fácil-. Pero lo que no conocíamos era el nombre del telonero -o artista invitado, que parece que en los últimos tiempos queda más cool-. Y a leer su nombre se me pusieron los pelos de punta.

¿Que Leiva va a telonear a los Stones?

Ése fue mi primer pensamiento. Ni siquiera me había planteado de quién o quiénes podría tratarse, pero de hacerlo, hubiera pensado en algún conjunto internacional; de aventurarme al terreno patrio, os aseguro que el señor José Miguel Conejo no se habría cruzado por mi mente. Superado el impacto inicial, veo que las redes sociales arden ante el anuncio: en un bando, los fieles seguidores del madrileño -que no son pocos-, encantados con la inesperada noticia; en el otro, un nutrido grupo de detractores no ven con buenos ojos la aparición del que fuera cantante de Pereza en el Bernabéu (y no como asistente, que seguro acudiría). Para muchos, un artista de quinceañeras, de insuficiente calidad para tal evento. Desde luego, para bien o para mal, una cosa me quedaba clara: la noticia no había dejado indiferente a nadie.

Leiva no estará solo en un momento tan emocionante: Carlos Tarque y Ariel Rot también formarán parte en la noche de miércoles de la Leiband, esa curiosa banda formada por un montón de buenos músicos e ilusiones compartidas.

Qué queréis que os diga. A mí me flipa Leiva. Así, sin rodeos. Le he seguido desde sus inicios, desde aquel primer disco de Pereza donde hablaban de horóscopos y música ligera. Le he escuchado hasta la saciedad y su voz me ha acompañado en infinidad de momentos de mi vida. No sé si estará a la altura de actuar acompañando a los Stones. Ésa es la verdad: no lo sé. Está claro que al nivel de los londineses no hay un solo grupo de rock en este mundo, pero no hay reglas escritas sobre cómo deben ser quienes abran sus conciertos. ¿Lo hará bien Leiva? Espero que sí, lo deseo con todas mis fuerzas. ¿Le pondrá ganas? No tengo la menor duda. Esta noche, mi flaco favorito subirá al mismo escenario al que posteriormente suban Mick, Keith, Charlie y Ron, y claro, yo sólo puedo estar feliz, porque no cabe duda de que él ya lo está. Lo ha imaginado durante toda la vida. Y es una oportunidad inmensa para demostrar lo que vale. Así que por él, y para él, toda la suerte del mundo. Para Leiva, para Juancho, para César, para Tuli… y para todos los músicos que trabajaron duro para conseguir un sueño: ser teloneros de los Rolling Stones.

(¡Ah! Próximamente, la crónica del concierto de Leiva en Murcia, junto a Vikxie).

Vídeo

Una canción antes de dormir: ‘You can’t always get what you want’


Hoy era el día clave: a las 10 de la mañana se ponían a la venta las entradas para uno de los conciertos más esperados del año, que no es otro que el que ofrecerán The Rolling Stones el próximo 25 de junio en el Santiago Bernabéu (nada menos). Y a partir de ahí, el colapso: colas kilométricas reales, colas kilométricas virtuales y la posterior caída de Ticketmaster, incapaz de gestionar ingente cantidad de peticiones de sus impacientes seguidores. La redes sociales se dividían entre la alegría de los afortunados poseedores del satánico trozo de papel (a precios desorbitados, todo hay que decirlo) y la desesperación de quienes veían factible la posibilidad de quedarse sin los gorgoritos de Jagger. Yo me hallaba desde el principio en otro bando: en el de los que ni siquiera han intentado hacerse con ellas. Muy a mi pesar, claro está, porque bien saben los que me conocen que los tengo en el altar de los grupos de mi vida y que para mí el rock lleva grabado a fuego su nombre, pero por esta vez me da que no va a poder ser. Como no lo fue cuando yo contaba con unos tiernos 20 añitos y se me cayó la mandíbula al suelo al encontrarme con un cartel que rezaba: “Rolling Stones en El Ejido (Almería), 1 de junio de 2007”. Supongo que aquella fue la oportunidad de mi vida, y la perdí. Era tan joven… Ay.

Imagen

Rolling Stones en El Ejido

Los Stones, Springsteen… gigantes a los que no quiero morirme sin ver pero que aún no he tenido la oportunidad de poner ante mis ojos. En fin, no vamos a deprimirnos, que tampoco da para eso la cosa. Hoy, entre la locura frenética por poder decirle a los nietos aquello de yo estuve en un concierto de los Rolling, inauguro la sección del blog Una canción antes de dormir, donde no destacaré canciones que me gusten, sino canciones con las que verdaderamente lo viva. Y hoy no puede ser otra más que ésta, que lleva media vida volviéndome loca. Porque sí, siete años después me vuelvo a quedar sin sus Majestades… pero ya se sabe: no siempre se puede tener lo que uno quiere.