¡Porque la música nos hace invencibles!

Entradas etiquetadas como ‘Roquetas’

Que los monstruos sólo están en tu cabeza. Crónica de Leiva en Roquetas de Mar (6/5/17)


20170506_224252

Su voz se puso en mi camino en la adolescencia y me ha seguido hasta ahora. Asocio las canciones tanto de Pereza como de Leiva a chicos, ciudades y viajes. A infinidad de vivencias. Sólo por eso, por la trascendencia de su música en mi vida, ya tiene y tendrá por mucho tiempo mi respeto, cualesquiera que sean los derroteros que tome su carrera; más aún si ha ido trazando una interesante y potente trayectoria desde que el conocido grupo madrileño se disolviese.

He de confesar que su último trabajo, Monstruos, se me atragantó considerablemente. Y no sabría decir bien por qué. Quizá porque los fantasmas y los miedos propios -tema central del disco- no me dejaron percibir plenamente su calidad, quizá porque esperaba otra cosa de él. No lo sé, pero lo cierto es que, en un principio, me causó cierta decepción. No obstante, no estamos hablando aquí de cualquiera; al Flaco le daría una y mil oportunidades, y en este caso, la confianza y la paciencia han merecido la pena. Si a día de hoy me quedaba alguna duda de encontrarme ante un álbum muy completo y bien definido, anoche, en Roquetas de Mar, se disiparon todas.

Un auditorio hasta la bandera espera impaciente el inicio del show cuando comienzan a sonar los coros western de Sincericidio, primer single de Monstruos. Todos esperamos su entrada en escena pero, para sorpresa de los presentes, el músico madrileño y su extensa Leiband descienden por las escaleras del teatro ante los aplausos y vítores del numeroso público. Es entonces cuando El último incendio y La lluvia en los zapatos, ambos cortes extraídos también de su último álbum, provocan que los asistentes se olviden de haber pagado por una butaca: buena parte del aforo no volvió a sentarse durante las dos horas restantes de concierto.

Si con sólo dos temas ya has convertido un auditorio en una fiesta, no puedes estar haciéndolo mal. La banda, con un sonido impecable, va directa a por Animales, clásico del homónimo álbum de Pereza, a la que prosigue Guerra Mundial. Es entonces cuando el cantante da las buenas noches y, como en ocasiones anteriores, da las gracias “por habernos elegido, por haber pagado una entrada, porque sabemos el esfuerzo que ello supone” -y cierto es que los 29€ de la butaca en zona A no están al alcance de todos los bolsillos-. Declaraba además sus ansias de volver a España tras sus últimos conciertos en América y, en especial, por volver a Almería, una tierra de la que se confiesa enamorado y a la que regresa cada verano.

Un público extasiado y muy participativo corea a estas alturas de la noche tres temas de su anterior trabajo, Pólvora: Mi mejor versión, la deliciosa Palomas y Los cantantes. Tras ellas el músico andaba recordando al recientemente desaparecido Chuck Berry, cuando el sonido de un ampli se cuela en el escenario: haría la broma de “bajadme a David Bisbal“, pero no sé si es muy apropiado hacerla aquí…, lo que desata las risas de los asistentes. “Ahora sí, ésta es para Chuck“, y el arrebatador rock and roll de Sixteen se apodera de nuestros cuerpos al ritmo de la -tuneada con el plátano de Warhol- Telecaster del cantante.

20170506_215413C

Eme, Breaking Bad y un Miedo que acaba transformándose en la famosa Superjunkies hacen que jóvenes y no tan jóvenes se dejen la garganta con el de Alameda de Osuna. Y de nuevo nos hacen volver la vista atrás con Superhermanas, ¿o más bien deberíamos llamarla Superhermanos? -recordemos que Juancho, guitarrista de la Leiband y del grupo Sidecars, comparte genes con el cantante-. Pasen y vean: 

Sin duda, uno de los momentos más especiales de la velada llega de la mano de esa joya incluida en Diciembre: los músicos abandonan el escenario y el líder de la banda se enfrenta a solas a un Vis a vis completamente desnudo en su comienzo, que continuaría con el apoyo de su guitarra acústica para más tarde finalizar con toda la banda y entre fuertes aplausos.

La noche sigue adelante con Monstruos a través de la que Leiva nos hace reflexionar: “todos vivimos repletos de miedos, inseguridades, de ansiedad… y hay que pensar: si es nuestra cabeza la que ha creado todo eso, ¿por qué no vamos a poder hacerlo desaparecer?“. Personalmente es uno de los temas que más me gustan de su último disco y uno de los que más creció en el directo. Pero si hay una canción que se hace enorme cuando un auditorio a rebosar la canta entregado, ésa es sin duda Electricidad, con un potentísimo estribillo, de los que desgarran, de los que apetece cantar a voz en grito.

El repertorio de Pereza siguió presente en el resto del recital con Amelie y Como lo tienes tú, tema que estiraba su final hasta convertirse en Hey Jude. Qué bien suena esta banda, pensaba yo: la conexión entre sus miembros es patente, hay complicidad y, por supuesto, mucha calidad musical. Medicina –con unos versos de Mi enfermedad de Calamaro y otros tantos de Estrella Polar– y Terriblemente cruel cerraban una actuación más que solvente. Tras una breve escapada del conjunto, Sincericidio y la maravillosa Lady Madrid ponían el punto y final a una noche mágica, en la que me quedó bien claro que, a veces, los monstruos sólo están en mi cabeza; quizá el último trabajo de Leiva no sea mi favorito, pero es una evolución digna y trabajada en la carrera de un músico que aún tiene mucho por ofrecer.

20170506_232924c

Setlist (6/5/17):

  1. El último incendio
  2. La lluvia en los zapatos
  3. Animales
  4. Guerra Mundial
  5. Mi mejor versión
  6. Palomas
  7. Los cantantes
  8. Sixteen
  9. Eme
  10. Breaking Bad
  11. Miedo (+Superjunkies)
  12. Ciencia ficción
  13. Superhermanas
  14. Vis a vis
  15. Monstruos
  16. Amelie
  17. Electricidad
  18. Como lo tienes tú
  19. Medicina (+Mi enfermedad+Estrella Polar)
  20. Terriblemente cruel
  21. (Bis) Sincericidio
  22. Lady Madrid